Honduras, la cenicienta de Centroamérica.

Honduras, la cenicienta de Centroamérica.

Vengo del Sur en bicicleta descubriendo lo mejor y lo más increíble de cada lugar.! A veces me cuesta un poco mas encontrarlo, otras veces, es muy fácil y otras veces es como Honduras…

honduras es bella

Si, Honduras.! El lugar donde algo se viste de Diablo y se parece a un monstruo gigante que esta oculto y temeroso de mostrase al mundo. No tiene nombre pero yo creo que se llama amor, humildad, hermandad ó todas juntas…! Pero para muchos es solo un monstruo sin nombre. Esa es la ropa de Honduras ante el mundo y lo era para mi hasta hace 45 días que ingrese al país por las Manos.

honduras

Desde lejos honduras se ve como alguien que se viste de malo por su historia, pero hoy es diferente… ayer ingresaba a una zona “peligrosa” tan peligrosa que da frio entrar (dicen los de afuera) pero aquí hay casi 30 grados de temperatura!! La Margen Izquierda en La Brea, casi en paralelo con el Rio Aguan, por los Leones, en el departamento Colón.

Honduras, donde por la calle de tierra y polvo (que casi no deja respirar) llegamos al desvío de Braulio antes de Sonagera, una zona en conflicto, manchada de rojo durante muchos años, una zona de pleitos por los terrenos entre los campesinos y terratenientes desde hace más de 2 décadas, un lugar donde se roba y el ladrón te deja seguir vivo para que sigas trabajando para ellos, (son los de corazón oscuro aquí ).

Pero igual me voy adentrando a la zona roja, donde era posible que me robaran, yo sabia que no me harían daño, solo robarme, entonces uso mi haz bajo la manga y pongo en mi bolsillo el teléfono que se nos rompió en la playa paradisiaca de Choroni en Venezuela, y algunos lempiras (moneda de Honduras) me compro una caja de cigarros y la coloco en el otro bolsillo…

Ya estaba preparado, esperando a esos chicos, que era muy posible que me asaltaran, pues me lo advertían a cada segundo, todas las personas de aquí y por las redes sociales. Voy avanzando unos kilómetros y escucho que alguien entre las miles de palmeras me silba, y me silba cada vez mas fuerte y a los minutos cruza una moto negra con dos posibles “sospechosos” por su aspecto, jaja, me miran fijo y miran a un señor que estaba sentando en una silla de platico, yo no lo había visto hasta que sigo la mirada de los chicos de la moto y ellos me vuelven a mirar y continúan, como diciendo: ¡¡A este no!!

Luego presto atención y los silbidos, ¡Eran unos pájaros!… Y así llego a la aldea La Brea, yo necesitaba saber que pasa aquí… Así que me voy a una pulpería donde habían varios hombres tomando cerveza, apenas unos segundos y rompimos el hielo, ellos me insisten en invitarme a tomar una cerveza y es donde me explican y aquí hay cientos de familias en la zona, pero son algunos pocos los vagos que no quieren trabajar y son los que hacen tanto mal.

Yo sabía que si llegaba con respeto no había problema, pero de todas maneras podía ser asaltado, Ellos me decían, esta bien “hombre precavido vale por dos” pero nada te iba a pasar, si te pedían algo solo les das algunos lempiras y continuas tranquilo… Y así fue que cruzamos esta aldea gigante de cariño y hermandad y así ha sido en cada lugar desde que entramos en Honduras, cuando ingresamos por el Departamento de El Paraíso y nos fuimos por Patuca, y subimos el Cerro Mogote por Azacualpa, hasta caer en Bijagual y luego Juticalpa, cruzamos otra zona peligrosa…

Es aquí donde comprendimos las reglas de oro, que son sencillas, si andas con el mal obtendrás mal, si andas de bravo, encontrarás a los más bravos de Centroamérica ( o lo que conozco de ella) pero si vas con amor, con respeto, con educación encontrarás el amor más puro que he visto en mucho tiempo, luego de casi un año sin sentir esto. Pero para descubrir todo esto es necesario conocer, recorrer, amar y vivir Honduras, pues esta tierra no es “El diablo” que el mundo nos pinta, “la zona mas caliente de centroamerica”… Un lugar de esos donde te dicen: No se puede estar porque te van a matar, donde dicen que te van a robar, una y otra vez…. pero resulta, que es en esos lugares, que el amor resurge como un volcán en erupción, como el Telica que recientemente conocimos en Nicaragua.

Así es Honduras, el amor aquí está hasta debajo de las piedras, cuando con amor y respeto llegas… y se que siempre hubo amor, respeto, hermandad, pero ha estado un poco oculto, las personas se reservan el amor porque sienten, que no todos son merecedores de nuestro amor, entonces decidimos a quien amar, pero yo un simple ciclista o soñador me he encontrado con tanto amor que estoy seguro de que podrían salvar el mundo del odio, pero a veces por nuestro ego, por la envidia, nos olvidamos que en estas tierras crece el amor, tan alto como sus millones de palmeras que se elevan adorando al sol.

Hoy desperté muy temprano porque no quería perderme el amanecer y porque quería ser el primero en hablar con Dios para pedirle un deseo especial… Ese deseo que seguro se cumple porque es un regalo que viene desde el cielo… Pero estaba tratando de decidirme entre varias opciones, (no sabia que yo tuviera tantos deseos pendientes) ¿por cual me decido? ¿se puede pedir mas de tres deseos?…

Eran las 3 Am, plena madrugada aquí en la aldea El Coco, ( en Margen Izquierda, en el Municipio de Trujillo, Departamento de Colón, Honduras) y decidí salir a caminar … ¡el cielo hermoso! Todavía estaba muy oscuro, pero plagado de estrellas y luceros que dibujan formas extrañas ¿será cierto que es un mapa?… ¡Se ve tan increíble hoy! ¿Se verá igual desde Uruguay? ¿Se verá así en Alaska?…

Mi mirada se perdió entre todo ese brillo, me senté en una piedra y comencé a soñar despierto…

Estaba pequeño y jugaba junto a otros dos niños, uno casi de mi edad y otro un poco mas grande, teníamos arcos y flechas, hechas con ramas, jugábamos a ser cazadores!! Cantábamos a todo pulmón, nos peleábamos y se nos olvidaba la pelea, jugábamos a cualquier cosa, correteábamos a los animales, hacíamos un barco con botellas plásticas y nos íbamos en una aventura por el Río San Martín, Soriano, Uruguay a conquistar el mundo, a comer lo que encontráramos por el monte, hacíamos una guerra y la terminábamos victoriosos…

Estábamos en la escuela estudiando, aprendiendo a leer, a escribir, a andar en bici… Alexis, Bernabé (mis hermanos) y yo.! Nos metíamos en problemas y escapábamos aunque nunca nos pasaría nada porque éramos los mas fuertes del mundo y sabíamos que si no podíamos escapar venía mamá y seguro nos salvaba..!

Y así fui recordando tantas cosas de la infancia, de mi adolescencia, de los primeros pasos, tropiezos, caídas, los primeros sueños, el primer amor, los primeros poemas…. Los recuerdos del hombre que aportó la semilla para engendrarme y que con la varita de la rectitud me enseñó a comportarme, a trabajar duro y a saber escuchar… Recordé a mi maestra que me enseñó en la escuela las primeras letras y que siempre me regañaba por mi timidez y no querer hablar.

Y así, entre el ir y venir de los recuerdos, perdí la noción del tiempo, abrí los ojos y ya había comenzado el amanecer aquí, en La Aldea El Coco. Pero, ¿que deseo voy a pedir?, ¿pedir?, ¿PEDIR? No, no puedo pedirle nada a Dios, mi corazón hoy sólo quiere decirle ¡GRACIAS DIOS! Hoy comprendo que no tengo nada que pedir, porque me lo has dado todo y tu bendición para vivir de ese todo… Fue justo en un amanecer como este, cuando una dulce mujer me trajo al mundo y me bautizó con sus besos…

Acarició mi rostro con amor, me alimentó con leche de sus pechos y me enseñó entre sus brazos a dormir confiado en este mundo…

¡¡Mi mundo!! Casi 31 años aprendiendo el arte de vivir, 2 años, 4 meses de experiencias tan valiosas… sentir la dulzura en el abrazo desinteresado de las madres que me han adoptado en el viaje, ser amado y poder amar con intensidad, festejar la alegría de la vez que brindamos a escondidas con amigos porque queríamos embriagarnos, celebrar entre familia, compañeros y amigos… dejarlo todo por cumplir mi sueño de recorrer América en Bicicleta ! No puedo pedirte nada más mi Dios, ya me has dado mucho.

Hoy cada respiración cuenta, he aprendido que una mañana no puede parecerse a otra, que los sueños fueron puestos en nuestro corazón para ser vividos. Para pedalear por ello.!! Siempre me gustó viajar en mi mente y quise ir a todos los lugares donde hasta el momento he estado.

La vida no le sonríe a los sueños, todo lo contrario, el sistema como que es tu adversario más grande, intentaba cumplir mi sueño de viajar y conocer personas por todo el Mundo, pero el miedo y los consejos de los que no luchan, sino que solo viven, me paralizaron años y años.

Llegó el día que tomo esta decisión radical de separarme de lo común y emprender un camino diferente… Tenía muchas dudas ¿donde voy a dormir? ¿que voy a comer? ¿donde bañarme? Los permisos migratorios, el dinero, la inseguridad, el clima, el amor tan fuerte que me haga abandonar, discriminación, la no aceptación. pero una persona valiente no es quien no los tenga, sino quien teniendo miedo los enfrenta. Y no es que sea el hombre super valiente, sino que me canse de ser cobarde.

Lección de hoy: Escucha a todos por igual, pero solo haz lo que dicte tu corazón e intuición.

Mi nombre es Tabaré Alonso y soy de #Uruguay.
Nos fuimos hacia #Argentina #Bolivia #Perú #Brasil #Venezuela♥ #Colombia #Panamá #CostaRica #Nicaragua y ahora estamos en #Honduras pronto dejaremos esta tierra vestida de diablo pero con amor puro y seguimos el sueño hacia #ElSalvador #Guatemala #Belice #México #EstadosUnidos y #Canadá hasta llegar #Alaska.

¿Que Piensas?

Deja tu Comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: