Cuidad Blanca : Los SECRETOS que aun no son revelados ¿Qué paso?

Bienvenido; hoy te hablaremos de La Ciudad Blanca o “Ciudad del Dios Mono”, es un sitio arqueológico ubicado en el oriente de la república de Honduras que esconde secretos aun no revelados.

Conocida como una leyenda fantástica, después como un mito de una civilización con riqueza que desapareció misteriosamente.

¿Qué secretos hay de esta Ciudad Blanca?

La ciudad blanca aun hay cosas por revelar

Actualmente se convirtió en centro de estudios arqueológicos.

En La historia precolombina indican, cuales eran las civilizaciones que residían en lo que hoy se conoce con el nombre de república de Honduras.

Es cierto que al territorio conocido lo nombraban los nativos como Hibueras y otros Guaymura, fue por intermedio de los españoles, que le quedó el nombre de Honduras.

El español Cristóbal de Pedraza llamado el “Protector de Indios” comenzó su aventura por su jurisdicción territorial, conociendo los nativos, para que no sigan haciéndolos esclavos. Pedraza envió notas al Rey de España.

Fue entonces cuando el obispo, menciono haber estado en una ciudad indígena y que sus edificios eran todo blancos, ubicada al oriente de Comayagua.

Dicho relato llegó a de Hernán Cortés que se ingresó en la travesía de encontrarla, Cortés fallo en el intento, es así como nació la Leyenda de la Ciudad Blanca o Ciudad del Dios Mono.

En este artículo te estaré dando a conocer aún más de esta cuidada blanca, así que te invito a continuar leyendo toda nuestra información.

Leyenda de Ciudad Blanca o Mono de Dios

Desde la llegada de los españoles al territorio de Honduras, algunos pueblos hablaron de la existencia de una legendaria ciudad, cuya magnificencia sobresaltaba a cualquiera.

Según había sido construida por los dioses, que tenía enormes edificaciones de piedra blanca, dedicada al Dios mono.

Desde ahí se difundió la leyenda de la Ciudad Blanca, ubicada en la selva de La Mosquitia.

Los aborígenes de la cultura Pech aumentaron las creencias de esta ciudad prehispánica, asegurando que fueron sus antepasados los que vivieron en esta ciudad, esta etnia habla de una cultura muy avanzada que desapareció por una maldición.

Las leyendas y creencias alentaron a unos cuantos exploradores a adentrarse en la selva hondureña en busca de la mítica ciudad.

En 1939, el explorador Theodore Morde afirma en  su libro haber conseguido a “Ciudad Blanca” y haber comprobado pirámides y estatuas, la más particular de todas la de un mono.

Historia de la Ciudad Blanca

La Ciudad Blanca o “Ciudad del Mono Dios”, es un espacio viejo que se encuentra el territorio de la Mosquitia en la jurisdicción territorial del Departamento Gracias a Dios, en el este de Honduras.

Esta inmensa zona de bosque tropical, que contiene la Reserva de la biosfera de Río Plátano, ha sido durante muchísimo tiempo el tema de diversas investigaciones multifacéticas.

Los arqueólogos se refieren a “La Ciudad Blanca o ciudad del Dios Mono” como una parte de la zona Istmo, en que las lenguas indígenas sobresalientes, incluyen los de las familias chibchas y Misumalpan.

Debido a las muchas variantes de la historia de la región Centroamericana, la mayoría de los arqueólogos dudan en que la ciudad se encuentre en una zona selvática.

Ciudad o civilización perdida

La buscada Ciudad Blanca o “Ciudad del Mono Dios” de Mosquitia fue en un tiempo una civilización cuyo pueblo habitaba toda la ciudad.

Los indios no hablaban de vastas ruinas que hoy están cubiertas por la selva. En sus mentes ingenuas, era un sitio al que no se debía ir.

Los indios más viejos narraban algunas de sus peculiaridades con identificaciones claros, que expresaban haber distinguido por sus familias.

La Ciudad Blanca estuvo habitada hace mil o más años por una  tribu llamada de los Chorotegas, no se sabe si ellos construyeron la ciudad o se la quitaron a otro pueblo más antiguo, ocupándola desde entonces.

Se desconoce acerca de los Chorotegas, sin embargo los arqueólogos de que eran compartidos de los antiguos mayas y sometían lo que hoy es el territorio de Mosquitia en Honduras, que para ese tiempo se preparaba de posesiones productivos.

La caza de los Monos

Cuando ocurre migraciones de monos en la selva de Honduras los indios se preparan para salir a matar con sus flechas de bambú.

Por cada hombre corresponde 3 monos, es decir estos solamente deben usar 3 flechas si no logran su cometido al llegar a la tribu esto será motivo de deshonra por parte de los otros indios.

Mientras los hombres casan, al llegar a la tribu las mujeres se quedan preparando el ritual o danza, las mujeres de más edad preparan una bebido tradicional o cerveza fuerte y mastican cazabe.

Mientras se va realizando la danza los nonos bebidas a los hombres cazadores.

El festín

Cuando logran hacer que ya los monos no se muevan, se termina la danza, los monos están asados y cada indio toma sus flechas se aproxima al Dama Suk-ya Tara, colocándose frente a él que se encuentra con un tallo de bambu en sus manos. Cada vez que se coloca un mono delante de él.

  • El hechicero introduce un tubo por el cerebro del animal y toma el líquido.
  • Esto se le llama absorber los pensamientos de los monos.
  • Solo lo puede hacer el Dama Suk-ya Tara.
  • Cada indio debe colocar sus 3 monos frente al hechicero.
  • Luego que el ritual haya culminado todos los indios de la tribu pueden alimentarse del animal.

Las tribus de Honduras , Los Mosquitos, Los Payas y los Sumus, se dice que no existen escrituras que hablen de los héroes pasados, si las hubiera ayudaría a conmemorar las enseñanzas de los mismos.

Sin embargo, los hindú hacen de la poesía una hazaña y tienen muchas leyendas que son admiradas por muchos.

Esperamos que toda esta información te sea de gran agrado y ayuda, y puedas conocer un poco más de la cuidad blanca, su leyenda e historia, sigue visitando nuestra pagina web.

¿Que Piensas?

Deja tu Comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: